Las aves y el radar

Viajeros cansados

El radar de la NASA nos trae información sobre la migración de aves.

un dibujo en el que un pájaro vuela sobre la antena de un radar

Puedes pensar en el atardecer como el anuncio del final del día, un momento para relajarse y ponerse cómodo. Pero para muchas aves, los atardeceres marcan el inicio de una noche ardua de trabajo. Grandes cantidades de aves en toda Norteamérica pueblan los cielos a medida que atardece en el otoño. Para estos viajeros agotados, es momento de realizar otro largo vuelo.

Muchas aves tienen un hogar de verano y un hogar de invierno. Estos pájaros usan un hogar para reproducirse y un hogar para mantenerse cálidos y hallar alimento durante el invierno. Este comportamiento se denomina migración. Conoce más sobre la migración.

Viajar de un hogar a otro requiere de mucha energía. Las aves, algunas veces, viajan alrededor de 7,000 millas en una sola dirección. Para viajar seguras, necesitan lugares donde descansar durante el trayecto. Pero las actividades humanas están destruyendo muchas de las áreas de descanso. Esto podría significar que menos aves sobreviven a este largo camino.

Los científicos están interesados en conocer cuáles son los lugares donde descansan estas aves. Si conocen su lugar de descanso, pueden ayudar a proteger estas áreas. Esto podría hacer que el viaje de las aves fuera mucho más sencillo.


Las aves y el radar

La NASA puede ayudar a los científicos a conocer los lugares donde descansan las aves. Esto es así porque la NASA se vale de radares para las misiones que estudian la pluviosidad.

Pero estos radares no solo registran el tiempo atmosférico; también registran todo lo que ocurre en el cielo. ¡Eso incluye a las aves también! Las aves aparecen como gotas de agua que viajan por el cielo.

película GIF de los datos de un radar meteorológico en los EE. UU. Las aves aparecen cuando el sol se pone, de este a oeste.

Datos de radar meteorológico, octubre de 2005. Los grandes círculos que viajan de este a oeste son aves que parten cuando atardece en cada una de las áreas. Aparecen como círculos porque el radar solo puede visualizar aves a una cierta distancia de la estación de radar. Crédito: Jeff Buler.

Los científicos se valen de indicios para determinar que lo que están observando son aves y no el tiempo atmosférico. Un gran indicio es que todas las "gotas" aparecen justo al atardecer. El atardecer es el momento en que la mayoría de las aves inicia su vuelo.


Así es como los científicos hallan sus lugares de descanso: buscan las gotitas del radar que aparecen al atardecer.

Las áreas donde se forman estas gotas son las áreas donde han estado descansando las aves durante el día. En estas áreas, grandes grupos de aves se dirigen al cielo en conjunto. Por eso, aparecen rápidamente en el radar.

Observando diversos datos que arrojan los radares, los científicos pueden obtener una idea más clara sobre cuáles son los puntos de descanso regulares de las aves. Esta información puede ser utilizada para proteger diferentes áreas que son importantes para la migración de un ave.

Los científicos pronto combinarán nuevos datos de los radares de la NASA con los datos provenientes de otros radares. Estos otros radares pertenecen a grupos, como el Servicio Meteorológico Nacional. Todos estos radares les darán un panorama completo de la migración de aves por los Estados Unidos.

La NASA, recientemente, ha construido nuevos radares como parte de sus estudios meteorológicos. Estos radares se ubican en áreas donde viajan muchas aves. También se encuentran en lugares que otros radares no abarcan demasiado bien. Eso significa que serán muy útiles para quienes investigan las aves.

Gracias a la NASA y a estos científicos dedicados, algunas aves trabajadoras pueden tener, al fin, un recreo.

More Less
More Less