¡Choque cósmico!

¡Choque cósmico!Tira del choque de la sonda Deep Impact con el cometa, mientras la nave nodriza toma una foto y exclama:

Viajas con tu mamá en el vehículo utilitario familiar, que es grande. Vas por la autopista a 65 millas por hora. De pronto, un auto pequeño se adelanta a la camioneta en el carril. ¡Pero viaja únicamente a 40 millas por hora! Tu mamá intenta reducir la velocidad, pero es demasiado tarde. Tu camioneta choca al autito por detrás. Afortunadamente, el conductor de otro vehículo vio todo lo que pasó e incluso tomó fotos.

Ahora imagina que el vehículo deportivo es un cometa y el auto pequeño es una nave espacial diminuta. Esta es la misión Deep Impact de la NASA.

Póster de Deep Impact

Después de su lanzamiento en enero de 2005, Deep Impact se encontró con el cometa Tempel 1 el 3 de julio de 2005. Solo 24 horas antes de ese encuentro, una parte de la nave espacial, conocida como proyectil inteligente, se separó de la otra parte, que se denomina nave de sobrevuelo. ¡El proyectil voló solo directamente hacia la trayectoria del cometa! Como el cometa viajaba mucho más rápido, ¡PLUM! ¡El proyectil chocó contra el cometa... o, mejor dicho, el cometa chocó contra el proyectil a 36,000 kilómetros por hora (es decir, 23,000 km por hora)! Independientemente de quién chocó a quién, el impacto causó un gran destello, hizo que se desprendieran muchos residuos y dio por resultado un gran cráter.

Pero, no te preocupes, el choque no fue tan importante como para alterar la órbita del cometa.



Órbitas de la sonda Deep Impact y de Tempel 1

El objetivo de este «accidente programado» es llevar a cabo un experimento espacial para averiguar qué hay adentro del cometa. Es ahí donde interviene la parte de «sobrevuelo» de la nave. La nave de sobrevuelo está equipada con telescopios y con un espectrómetro. Los utilizó para tomar fotografías del impacto y analizar el material que se expulsó hacia el espacio desde el interior del cometa.

La nave de sobrevuelo de Deep Impact captó esta imagen del choque del cometa Tempel 1 contra el proyectil.

La nave de sobrevuelo de Deep Impact captó esta imagen del choque del cometa Tempel 1 contra el proyectil.

Antes de la sonda Deep Impact, no se sabía exactamente cómo era el interior de un cometa. Al igual que una barra de chocolate, un cometa puede verse oscuro y crujiente en el exterior, pero estar relleno de algo muy diferente en su interior (¿un nougat cremoso? ¿un caramelo masticable? ¿un toffee duro? ¿frutos secos?). Ahora los científicos tienen muchas fotografías y otra información que pueden estudiar. Los científicos quieren saber todo sobre los cometas porque los cometas son residuos helados del nacimiento de nuestro sistema solar. Saber más acerca de ellos les permitirá salvar las brechas en el conocimiento sobre cómo se formó el sistema solar.

Resuelve esta sopa de letras sobre cometas y aprende más sobre los cometas (sólo en inglés).

Más datos interesantes sobre Deep Impact

  • La nave de sobrevuelo pesa aproximadamente lo mismo que un automóvil muy pequeño (alrededor de 2,200 libras) y tiene la altura de un basquetbolista no muy grande (alrededor de 6'3"). El proyectil tenía aproximadamente el mismo tamaño que una mesita de centro.
  • ¡El cometa chocó contra el proyectil a una velocidad 10 veces mayor que la de una bala!
  • La nave de sobrevuelo tenía solo alrededor de 14 minutos después del impacto para observar el cráter y los residuos del impacto. Luego, el cometa se puso boca abajo, y la cara donde se produjo el impacto dejó de estar visible.
  • Desde la Tierra, se pudo ver el impacto a través de telescopios. Además, las imágenes de la nave de sobrevuelo se pudieron ver en monitores de computación y en la TV prácticamente en simultáneo.
More Less
More Less