herschel-space observatory

¿Tienes sed? ¡Bebe un cometa!

¿Tienes sed? ¡Bebe un cometa!

¿Es la Tierra en parte un cometa?

Un gran cometa o asteroide chocó contra la Tierra hace unos 65 millones de años. Los científicos creen que este impacto podría explicar por qué murieron todos los dinosaurios. Pero mucho antes en la historia de la Tierra, las épocas eran peores. La Tierra tenía un mal día atrás de otro, con cometas, asteroides e incluso rocas más grandes que se estrellaban contra ella. ¿Estos invasores del espacio podrían haber causado algo más que la muerte de los dinosaurios?

¿Podrían haber generado algo bueno?

Gráfica que muestra un planeta con diferentes cometas a punto de colisionar.

Esta gráfica muestra un planeta rocoso que está siendo bombardeado por cometas. Fuente: NASA/JPL-Caltech

Hay muchas preguntas realmente importantes sobre la historia de la Tierra. Una de ellas es...

¿Cuál es el origen de los océanos?

La Tierra se formó hace unos 4,500 millones de años. Al principio, hacía demasiado calor como para tener océanos. El agua se habría evaporado de inmediato. Una vez que la Tierra se enfrió, el agua habría dejado de evaporarse hacia el espacio. Cualquier fuente de agua ahora podría conservarse.

Canica azul: la Tierra desde el espacio.

El material rocoso que formó la Tierra en el comienzo contenía algo de agua. Pero eso probablemente no explique el origen de toda el agua.  

Los cometas están formados principalmente por hielo. Puede ser que los cometas hayan hecho envíos periódicos de agua a la Tierra.

¡Harían falta muchos cometas para llenar los océanos! Pero los cometas bien podrían haber hecho un gran aporte. Los asteroides también contienen algo de agua, con lo cual también es posible que hayan contribuido.

¿Cómo podemos saberlo?

Dibujo que muestra las ubicaciones del Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort.

Todavía hay muchos cometas en el sistema solar. El Cinturón de Kuiper es una gran región de objetos de hielo, incluidos cometas, más allá de la órbita de Neptuno. Otra región con aún más cometas es la Nube de Oort. Esta región es mucho más lejana. Está a entre 30 y 50 veces más lejos que el Cinturón de Kuiper. Los cometas de cualquiera de las dos regiones a veces se desvían. Cuando esto sucede, en ocasiones terminan en el sistema solar interior cerca de la Tierra.

Primer plano del Cometa Hartley 2.

El Cometa Hartley 2 se parece a un maní. Mide casi 1,25 millas (2 km) de largo. Probablemente contenga más que suficiente agua para saciar tu sed después de comer una tonelada de maní.

Un telescopio llamado Observatorio Espacial Herschel recientemente descubrió algo interesante sobre un cometa. Herschel estudió el Cometa Hartley 2 con luz infrarroja. La luz infrarroja es un tipo de luz que no podemos ver, pero que podemos sentir en forma de calor.

Herschel puede apuntar a un cometa y analizar las moléculas de agua en la nube de vapor tenue, o coma. Esta nube se forma cuando el hielo del cometa se evapora de su superficie a medida que se acerca al calor del Sol.

Pero el agua puede ser de diferentes clases. Hay dos tipos diferentes, o "isótopos", de agua. Uno se denomina "agua pesada", y el otro se denomina "agua ligera". Nuestros océanos tienen una determinada proporción entre agua pesada y agua ligera.

Herschel descubrió que Hartley 2 contiene la mitad de agua pesada que los demás cometas estudiados hasta ahora. Y la proporción entre agua pesada y agua ligera de este cometa coincide con los océanos de la Tierra. Hartley 2 pertenece al Cinturón de Kuiper. Todos los demás cometas, cuya agua se ha estudiado hasta ahora, provienen de la Nube de Oort.

Los científicos están asombrados con este descubrimiento. No pensaban que los cometas del Cinturón de Kuiper fueran una fuente de nuestros océanos. Tienen que estudiar muchos cometas más para estar seguros.

¿Pero no es emocionante descubrir la posible fuente de nuestra valiosa agua? ¡Es como un regalo accidental del espacio!

article last updated January 16, 2013
More Less
More Less