goes-and goes-r

¡Oh-oh! ¡Indigestión solar!

¡Oh-oh! ¡Indigestión solar! Caricatura de un sol que parece tener dolor de panza.

Nuestra página “ El clima X-tremo del planeta” te lleva de paseo por el terrible clima de otros planetas y lunas del sistema solar. Es una buena cosa que solo tenemos que preocuparnos por el clima de la Tierra, ¿correcto?

¡Incorrecto!

El clima dentro del clima

Nuestra estrella, el Sol, es una bola de fuego burbujeante y muy caliente. Mira la Figura 1 a la derecha. Continuamente expulsa grandes nubes de gas caliente. Este gas también está cargado de electricidad. Las nubes viajan a velocidades increíbles, ¡y algunas de ellas se dirigen directamente a la Tierra! Esto significa que el clima de la Tierra, ¡ocurre dentro del clima del Sol!

Por suerte, el campo magnético de la Tierra (mira la Figura 2) y la atmósfera nos protegen de gran parte de esta onda explosiva. Si así no fuese, el clima del Sol sería NUESTRO clima. ¡Uff!

Sin embargo, aún nos vemos afectados por la atmósfera del Sol y su violenta actividad. Llamamos a esta parte de nuestro clima el “clima espacial”, porque llega a nosotros desde el Sol, a través del espacio.

¡El huracán Katrina fue solo una brisa!

Dibujo de la llamarada solar salida del Sol y que fluye alrededor de la magnetosfera de la Tierra.

¡El viento solar sopla con una velocidad de 600,000 a 2,000,000 de millas por hora! ¡Dos millones! El viento solar circula alrededor de los “obstáculos”, como planetas y lunas. Sin embargo, si un planeta tiene un campo magnético —como es el caso de la Tierra—, las partículas cargadas fluyen alrededor del campo magnético. El viento solar empuja el campo magnético, aplastándolo en los costados que miran al Sol, y empujándolo hacia fuera y formando una larga cola en el lado opuesto. Mira el video de la Figura 3.

No es posible ver las líneas de fuerza magnética de la Tierra. Pero si alguna vez has usado una brújula para averiguar hacia dónde queda el norte, entonces has visto uno de los efectos de las líneas de fuerza. La aguja de la brújula se alinea con las líneas de fuerza que salen del polo sur magnético de la Tierra y que entran por su polo norte magnético. Mira la Figura 4.

Donde el clima espacial es hermoso

El viento solar sigue las líneas de fuerza magnética. Algunas de las partículas cargadas entran en la atmósfera de la Tierra, cerca de los polos. Cuando estas partículas chocan con la atmósfera de la Tierra, brillan en hermosos tonos de verdes y rojos. En el video de la Figura 3 puedes ver el brillo cerca de los polos.

Llamamos a estos colores brillantes luces del norte y luces del sur, o aurora boreal y aurora austral. Son hermosas cortinas de luz que se mueven y oscilan en el cielo nocturno. Generalmente puedes verlas sólo si vives cerca de los polos, lejos del ecuador. Mira las Figuras 5 y 6.

A veces se pueden ver auroras muy lejos de los polos. La Figura 7 es un mapa que muestra la probabilidad de ver, en un día determinado, las luces del norte desde cualquier lugar del hemisferio norte. Es más probable que se vean en las áreas de color amarillo que en las áreas de color azul. A veces el mapa luce diferente, con el área amarilla más amplia.

¡Aquí viene!

A veces el Sol se pone muy inquieto. ¡Sufre de “indigestión solar”! Estas emanaciones y emisiones repentinas e intensas se llaman erupciones solares y eyecciones de masa coronal (CME). Los efectos de este tipo de clima espacial no son nada lindos. Por cierto, pueden ser muy dañinos para los seres humanos y sus equipos.

Una erupción solar ocurre cuando el Sol emite repentinamente una onda de energía adicional. Parte de ella es “alta energía” llamada rayos X. Las eyecciones de masa coronal son emisiones aún más grandes. Son las explosiones más grandes del sistema solar. Mira la Figura 8.

Cuando todos estos rayos X y partículas cargadas llegan a la Tierra, causan problemas.

Rápido, ¿dónde podemos escondernos?

El “mal tiempo espacial” puede interrumpir las señales de radio. Puede dañar los satélites. Es probable que los buques en alta mar no puedan utilizar equipos de navegación que dependen de los satélites. Asimismo, sus radiotransmisores dejan de funcionar. Los buques podrían perderse o encallar en aguas poco profundas.

Los sistemas eléctricos que proveen electricidad a nuestras casas y fábricas también podrían dejar de funcionar a causa de ese “mal tiempo espacial”.

¿Qué les ocurre a los astronautas que viven en la Estación Espacial Internacional o que están en una misión del transbordador espacial? La Estación Espacial y el transbordador están protegidos contra la radicación, pero los astronautas ciertamente no hace “caminatas espaciales” cuando hay mal tiempo en el espacio. La radiación adicional podría hacerles daño.

También los tripulantes de un avión pueden verse afectados si sobrevuelan el Polo Norte con frecuencia. Cerca de los polos, llega a la atmósfera más radiación producida por el clima espacial.

GOES rendering.

10. Esta es un GOES, en órbita sobre el ecuador de alta de la Tierra.

¡Si tan solo nos avisaran!

Así como necesitamos avisos adelantados de huracanes, tornados y otros fenómenos del mal tiempo, los avisos de mal tiempo espacial ayudan a minimizar los daños.

Por eso, el Satélite Ambiental Operativo Geoestacionario (GOES) tiene un generador de imágenes solares por rayos X y otros instrumentos para medir el ambiente espacial. Una nueva generación de satélites, llamados GOES-R, tienen aún mejor instrumentos de la meteorología espacial. Estos telescopios especiales pueden detectar rayos X, que nuestros ojos no pueden ver. (Mira el video de la Figura 9). Cada minuto, toman fotografías del Sol utilizando rayos X. Estas imágenes brindan información a los meteorólogos que les ayuda a advertir a otros sobre fenómenos solares que podrían dañar satélites y sistemas terrestres. Puedes ver el satélite GOES en la Figura 10 y GOES-R en la Figura 11.

La principal tarea del GOES y GOES-R es observar el comportamiento del clima en la Tierra.

La representación del color.

11. Esta es un GOES-R en la órbita geoestacionaria.

Otro tipo de satélite que monitorea el clima espacial es el Satélite Ambiental Operativo de Órbita Polar (POES). El POES vigila el clima en la Tierra, pero también monitorea la energía que entra en la atmósfera terrestre a través de partículas cargadas provenientes del Sol. La Figura 7 es un ejemplo de lo que puede obtenerse con los datos del POES.

Aquí puedes obtener más información acerca del satélite GOES y GOES-R y leer sobre el mal tiempo en otros planetas.

Representación artística de POES.

12. Esto es un POES.

More Less
More Less